Los quesos son un mundo, en variedad, en gusto o en sabores y también los hay que engordan más y los que engordan menos. A nosotros nos gustan todos y comemos de todas las variedades.Lo que hay que hacer, es ser responsable y saber hasta dónde podemos llegar con cada queso.

El queso manchego es, sin duda, el que más calorías y grasas tiene ya que se elabora con leche de oveja. Aporta 476 kilocalorías por cada 100 gramos y 50% de materia grasa.

El queso de cabra tampoco se queda corto en número de calorías ya que aporta 452 kilocalorías y 36% de grasa.

En el rango de las 400 kilocalorías también está el queso parmesano, con 452, y un porcentaje de grasa del 27,8%. El parmesano es un famoso queso italiano de consistencia dura y granular. Lo más habitual es que se use rallado o gratinado debido a su fuerte sabor y su dureza. El tiempo de curación debe superar el año y no debe exceder los tres.

En cuarto lugar está el Gruyère con 413 kilocalorías y un 32,4% de materia grasa. Popularmente siempre se ha confundido con el gouda y no ha sido poca la polémica en las revistas especializadas en cocina acerca de este tema.

Le sigue el queso Cheddar con 403 kilocalorías y un 33,8% de materia grasa.

En séptimo lugar tenemos al queso Roquefort que aporta 369 kilocalorías y un 30% de materia grasa.

El queso holandés por excelencia, el Edam, tiene 357 kilocalorías y un 28% de grasa.

Le sigue otro holandés, el Gouda, con 356 kilocalorías y 27% de materia grasa.

Por último, tenemos el queso azul con 353 kilocalorías y 28,7% de materia grasa.

Comer queso es un placer, simplemente cómelos con moderación y no dejes de disfrutar de su sabor. Cada queso es mundo.

Deja un comentario