Existen algunos quesos que son más saludables que otro y que deberíamos incluir en nuestra alimentación cotidiana aunque sea de vez en cuando.

-Requesón: También conocido como Ricota o Ricotta, contiene muchas proteínas, vitaminas A y B y zinc. Además es bajo en sodio y se puede conseguir bajo en grasas. Este queso se obtiene tras el segundo procesamiento del suero lácteo. Es de color blanco, textura granulosa y blanca y tiene sabor suave. Es muy común en Italia para rellenar pastas.

– Pecorino Romano: Este queso se produce con leche de oveja. Es duro, salado y originario de Lacio, en Italia. Normalmente se usa en salsas y gratinados.

– Cottage: Es un queso que se elabora con la cuajada de la leche de vaca y la cantidad de grasa dependerá de la fabricación.

-Pamesano: Un queso de consistencia dura y granular que se realiza a partir de leche de vaca de razas frisona o reggiana. Los más ricos son los que llevan 3 años estacionados. Además de en la pasta, el Parmesano se puede servir como entrante o postre cortado en cubos y acompañado de fiambres o frutas.

-Cheddar envejecido: Se trata de uno de los quesos más saludables y que no tiene tanta lactosa.

-Feta: Está producido con leche de cabra y de oveja con sabor salado que es único. Se suele usar en ensaladas y es perfecto para el verano.

 -Panela: Es un queso fresco, blanco y suave con leche de vaca pasteurizada. Se suele servir como aperitivo en trozos pequeños y tiene muchas proteínas.

 

Quesos muy saludables para unas navidades llenas de excesos.

Deja un comentario